El tema del espacio es algo que casi a todos nos agobia y más aun cuando tenemos un departamento tan pequeño que muchas veces nos impide comprar muebles porque sería imposible ubicarlos en algún espacio.

Pero la realidad es la realidad y no podemos hacer magia y agrandar nuestra casa o departamento, sin embargo existen algunas maneras de lograr aprovechar al máximo cada centímetro de nuestra casa.

En anteriores posts mencione la importancia de desechar todos aquellos artículos que no utilices mas, pero es importante también que distribuyas adecuadamente los muebles que si utilizas y forman parte de cada ambiente. De esta manera tendrás una casa o departamento tan funcional como acogedor.

Empieza por analizar el real tamaño de tu casa, si sabes que es pequeña evita utilizar colores excesivamente brillantes o fuertes en los muros, mi tendencia para espacios pequeños es al uso del blanco, de esta forma estarás creando una sensación de amplitud y sobre todo estarás iluminando el espacio.

Los espejos son de ayuda también, si puedes ubicar un espejo de gran formato en alguno de los muros de tu salón, verás como automáticamente el espacio se agranda y se ilumina.

Cuando elijas los muebles, busca además del estilo la funcionalidad y practicidad.

Empotra los muebles donde te sea posible, aprovecha los espacios que a menudo no usamos, como la parte baja de la cama, o intenta instalar estantería en algunos de los muros.

Distribuye los muebles de tal forma que ganes el mayor espacio posible, por ejemplo, para los muebles del salón la distribución en L es ideal.

Como verás, tener una casa pequeña no es sinónimo de tragedia y limitación. Puedes crear ambientes realmente acogedores y de estilo con solo pensar un poco en aprovechar tu espacio al máximo.