Alfombra oso, accesorios, excéntricos y originales, decoración, casa

Viendo esta alfombra puedo comprobar que no solo el ingenio de los diseñadores no tiene limite si no también que hay consumidores para todo tipo de productos, incluso para los que muchos veríamos como imposibles de incluir en la decoración de nuestra casa.

Uno de estos clásicos ejemplos de excentricidad decorativa lo vemos en esta alfombra que representa la piel de un oso con la cabeza incluida pero con un sentido netamente ecologista y respetuoso del medio ambiente ya que es 100% imitación de lo que antiguamente podíamos ver como un accesorio cruel.

Lo particular de la alfombra es que la piel del oso está íntegramente cubierta por 1200 pompones de diferentes tamaños lo que le da un mayor relieve y textura al cuerpo.

Una opción original y seguramente divertida para algunos que se sentirán tentados a incluirla en la habitación, biblioteca o salón.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *