Sin duda alguna el punto clave para lograr una cocina de estilo rústico, deberá ser, saber elegir el mobiliario, colores, texturas, accesorios e iluminación que conjugados logren el estilo que estamos buscando, sin dejar de pensar en la funcionalidad del espacio.

Si pensamos en las paredes, la tendencia será elegir texturas y colores tierra o neutros. El uso de ladrillo o piedra en algunas secciones de las paredes se convierten en una buena opción. Podemos igualmente lograr la imitación de textura con efectos de pintura.

Cuando elijamos el piso podemos pensar en madera que de la calidez y rusticidad al ambiente aunque tenemos otras opciones como el cerámico,piedra, laminado o vinílico. Mientras que para el mobiliario la madera es una muy buena opción.

Debemos también pensar en los detalles como la vajilla que puede ser de cerámica o los manteles, individuales y servilletas que pueden ser de telas con texturas y colores rústicos.

Muchas veces el uso de los colores, texturas y materiales para lograr dar aspecto de rusticidad a un ambiente, hace el espacio sobrecargado y reducido, podemos neutralizar este efecto y dar el toque de modernidad a la cocina con el tipo de iluminación que elijamos y pequeños detalles como por ejemplo plantas muy verdes o flores de colores llamativos que otorgarán al espacio un toque de frescura.

Fuente de la imagen: susmueblesdecocina.com