Coronas de Navidad, Estilos, Decoracion

Las coronas de Navidad son los elementos más significativos en la Navidad, unto al árbol y a los regalos, estas están presentes en todos los hogares. Ya sea en la puerta, en la ventana o incluso en un muro, las coronas siempre quedan bien y este tema de las coronas no es un simple tema de antojo y decoración, pues estas tienen una historia que data del siglo XVII, cuando al ingreso de las puertas de las casas se colocaban ofrendas florales para indicar que en ese hogar se celebrar el nacimiento de Jesús.

Aunque talvez muchos no sepan el origen de las coronas de Navidad, no dejan de ponerlas en Casa y hoy en día el mercado nos ofrece la mas amplia variedad de tamaños, estilos y precios. A continuación quiero proponerte algunas de acuerdo al estilo que tenga tu hogar o al que quieras proyectar.

coronas de navidad1

En las dos primeras imágenes podemos ver un ejemplo de minimalismo en coronad de Navidad, dentro de los dos estilos bastante diferentes vemos coronas marcadas por la sencillez y la estilización. Esta es una opcion ideal par hogares modernos y elegantes dentro de su estilo que puede ser rústico, marino, minimalista o clásico.

coronas de navidad2

Y si lo que queremos es proyectar una imagen romántica, qué mejor que hacerlo mediante el tul, este material siempre dará un toque de romanticismo en la medida que lo utilicemos, en este caso se ha utilizado para decorar dos coronas de Navidad que ademas tienen elementos no precisamente navideños pero lucen muy bien.

coronas de navidad3

Para mantenernos dentro de lo clásico y convencional nada como optar por los colores y materiales clásicos: el verde, el rojo y el dorado. Una guirnalda en verde natural o artificial, decorada con tonos rojos y dorados asegura un ambiente 100% navideño y clásico. Además estas opciones las encontramos fácilmente en el mercado.

coronas de navidad5

Finalmente, para los amantes de lo natural, nada mejor que optar por comprar o hacer nuestras propias coronas de Navidad utilizando piñas de pino, frutos secos y todos los materiales naturales que tengamos a mano, estas, más allá de dar un toque rústico, resultan muy cálidas y acogedoras.