En el anterior artículo mencione que muchos han decidido renunciar a los clásicos colores representativos de la navidad para decorar espacios, sin embargo esto no aleja a una decoración del aire navideño, y podemos comprobarlo viendo la imagen de este artículo que nos muestra una elegante mesa de navidad decorada en tonos blanco, fucsia y turquesa.

Este espacio marcado por el minimalismo y sobriedad muestra una serie que le dan el carácter inconfundible. Un árbol de navidad blanco para mesa completamente estilizado acompaña a un centro de mesa formado por tres velas esféricas en color fucsia nacarado que se convierten en el centro de atención de la decoración, finalmente estos detalles se complementan con pequeñas bolas en color turquesa regadas por la mesa y no podemos dejar de mencionar la decoración de las copas con una elegante estilización de ángeles.

La vajilla blanca cierra esta decoración elegante y sencilla.