Distribución de vajilla, mesa bien servida, reglas generales.

Si una de estas noches tenemos una cena importante o quereos impresionar a alguien, debemos empezar por presentar una mesa bien servida.

Todo empezará por escoger un mantel y servilletas que hagan juego.

Las servilletas de preferencia irán dobladas al lado derecho del plato aunque pueden también colocarse a la izquierda o encima de este pero que quede claro nunca colocarlas dentro de las copas.

Los centros de mesa son siempre detalles que quedan bien aunque deberemos cuidar de que estos no sean recargados ni muy altos para que no se conviertan en un estorbo al momento de intentar conversar.

El segundo punto a pensar son los platos, lo principal será contar con la suficiente cantidad de platos del mismo tipo. Los únicos platos que pueden ser diferentes son los del pan y de postre.

Una atractiva distribución de platos puede ser la siguiente: Puedes colocar un plato tendido grande que tendrá función netamente decorativa, este nunca se retirará de la mesa si no hasta servido el postre, sobre este puedes poner un plato tendido de menor tamaño sobre el cual ira el plato de la sopa (si hubiese), es opcional conservar el plato tendido si no se ha ensuciado y retirar solamente el de la sopa una vez terminada.

Deberás también, colocar un platillo a la izquierda de los platos que estará destinado al pan mientras que el plato de postre se colocará solo cuando los platos tendidos se hayan retirado de la mesa.

La distribución de los cubiertos es también fundamental para presentar adecuadamente una mesa. Y su uso tan sencillo a pesar de parecer complicado, la única regla general que no deberemos olvidar es tomar los cubiertos empezando de afuera hacia adentro.

A la izquierda del plato se colocan los tenedores, mientras que los cuchillos, palas para pescado y cucharas en orden de izquierda a derecha, estarán al lado derecho del plato.
Los cubiertos de postre pueden colocarse solo al final de la cena y cuando los demás platos y cubiertos han sido retirados de la mesa o pueden colocarse en la cabecera del plato, el tenedor más cercano al plato, tendrá el mango a la izquierda, mientras que la cuchara, que estará más alejada del plato, tendrá el mango hacia la derecha.

Finalmente las copas van a la derecha del plato de mayor a menor y de izquierda a derecha, la primera será la del agua, a su lado estará la del vino tinto y por último la del vino blanco.

Para finalizar deberemos tomar en cuenta mantener una distancia de 60 a 80 centímetros entre nuestros invitados para que estos puedan desplazarse cómodamente en la mesa sin tener miedo de rozar o golpear a alguien.

One Comment