La decoración de escaparates o vitrinas es un tema fabuloso sobre todo porque podemos dejar volar nuestra imaginación sin poner límites. Cuando vamos a las tiendas, podemos encontrar vitrinas, clásicas, elegantes, modernas, futuristas, simplemente para estos lugares las tendencias no existen, con un poco de armonía y detalles es posible lograr resultados magníficos y tan originales que atraigan miradas y evidentemente eso es lo que busca una tienda de ventas, sin importar el producto que oferte.

Apreciar toda esta innovación es sin duda un aliento y un placer para los consumidores y así me sentí cuando vi la vitrina de esta imagen. Esta vitrina, perteneciente a una tienda de venta de articulos antiguos y de colección, contaba con un detalle encantador, los productos se encontraban expuestos en un pequeño mueble que muestra el más claro ejemplo de gusto y detalles incluidos en los trabajos antiguos, se trata de un costurero, con tantos cajoncitos ensamblados en una sola pieza con la finalidad de poder distribuir adecuadamente agujas, hilos, botones y todo lo que esta labor pudiera requerir.

Esta vez el costurero fue transformado en un exhibidors gigante de joyas y piezas de colección, el detalle de cajonería de estos muebles hace que la vista sea realmente espectacular, la secuencia de cajoncitos da una apariencia romántica y una idea de sumo cuidado para las piezas que en él se depositan.

Una encantadora y original idea. Tu, como utilizarías un costurero de estos?