Habitaciones infantiles, espacios, colores, estilo

La ilusión de un niño empieza por su habitación, esta es su refugio, su mundo mágico y parte de su desarrollo. La decoración de la habitación para un niño debe ser fresca, acogedora y por qué no, con un estilo propio.

Es posible diferenciar dos etapas para definir el tipo de decoración. La primera que esta orientada a los niños de 0 a 3 años y la segunda a niños de 4 a mas años.

Obviamente en la primera etapa es un poco mas difícil lograr que el niño decida sobre el estilo de decoración, pues son los padres quienes deciden esta y el estilo que quieren imprimir al espacio, pero si nos centramos en el segundo grupo de niños de 4 a mas años, ellos juegan un rol fundamental puesto que ya están en capacidad de decidir que tipo de decoración prefieren, que personajes son sus preferidos y como se sentirán mas cómodos en el mundo mágico que tienen por habitación.

Debemos recordar que el color en la habitación de un niño es fundamental, serán los colores, los que brindaran el toque clásico o moderno a la habitación, crearán el estilo!

Muy aparte del estilo que se quiera dar a una habitación, es recomendable:

– Diferenciar tres espacios en la habitación: espacio de estudio, espacio de juego y espacio de almacenamiento de juguetes.
– Que La iluminación abarque cada espacio de la habitación. Podemos lograr esto instalando una lampara central en el techo.

– Adquirir muebles de bordes redondeados sin aristas para evitar accidentes.

Lo importante en resumen es lograr hacer de la habitación de un niño un espacio en el que este se sienta cómodo tanto haciendo los deberes del colegio como jugando.