Muchas veces no importa la verdadera antigüedad de la casa como inmueble cuando de modernizarla se trata, muchas veces también una casa de diez años de antigüedad puede verse más antigua que una de cien años, todo dependerá de tu proyección e idea de modernización, puede ser desde variaciones estructurales o tan solo renovación de detalles decorativos.

En definitiva si lo tuyo va desde renovación estructural tu presupuesto será mucho mayor, tomará más tiempo y sin duda tendrás una casa completamente renovada, pero ahora te doy algunas ideas sencillas para renovar tu casa sin mayor inversión y sin tocar la parte estructural.

Observa el ambiente que quieres modernizar, intenta imaginar los muebles en diferentes ubicaciones, muchas veces la distribución de los muebles da un aspecto antiguo y sobrecargado a un ambiente.

Si sabes que quieres una casa moderna pero no sabes cómo lograrlo, revisa revistas, navega en internet, encontrarás una infinidad de posibilidades y estoy segura que podrás aplicarlos en tu proyecto de “nueva” casa.

Puedes empezar por cambiar las bombillas de luz amarilla por luz blanca, este tipo de luz da un aire más contemporáneo a los ambientes. Pero no te limites a cambiar bombillas, las pantallas, los plafones y lámparas concretizan en realidad la iluminación y el estilo en casa tampoco olvides aprovechar al máximo la luz natural porque tiene ventajas que la luz artificial no te da, es más cálida y diáfana.

Analiza el color de las paredes, quizá sea necesario cambiar el color por uno más vivo y contemporáneo pero no sin antes resanar los agujeros o fallas a causa de clavos, golpes u otros. El color tiene la propiedad hacer de lograr un espacio moderno o dejarlo en años pasados.

Pero por ejemplo en ambientes como el baño y la cocina lo mejor será que mantengas colores neutros y la renovación se aplique a muebles y accesorios. En el baño puedes pensar en cambiar los gabinetes y en la cocina puedes dar un toque de modernidad renovando la campana extractora o las alacenas por unas de diseño actual.

Echa también un vistazo a las alfombras, cámbialas si están decoloradas o desgastadas y también si sus colores ya quedaron obsoletos Puedes hacer lo mismo para los edredones, las sábanas, fundas de almohadas y cojines.

Has visto que con solo analizar detalles simples como son la iluminación, los colores y pequeños accesorios puedes lograr la renovación de tu casa, ahora intenta probar estas ideas si lo que buscas es renovar tu espacio.