La psicología del color en casas u oficinas, colores, ambientes

Para personalizar nuestra casa u oficina, la elección de colores es básica y fundamental.

Los colores se convierten en la herramienta para inspirar emociones, crear ilusiones de espacio o simplemente establecer el estado de ánimo y la atmósfera de los ambientes.

La psicología del color es una buena forma de crear un ambiente saludable y armónico, a continuación te comento algunos maneras de utilizar la psicología del color en tu casa u oficina.

Todo empieza por aprender a definir los colores, esto te ayuda a escoger exactamente el color y el tono que estas buscando para cada ambiente. No te limites a decir verde claro o azul intenso, cada uno de los colores tiene una infinidad de tonos y el detalle esta en elegir el de nuestra preferencia para lograr lo que queremos: UN LUGAR ÚNICO.

Si necesitar crear la ilusión de ampliar ambientes con la aplicación de color, lo ideal es usar colores brillantes como el amarillo tanto para interiores como exteriores.

Cuando pensemos en los colores para el hall de ingreso a nuestra casa, estos deberán mantener cierta armonía con los colores del exterior, evita el quiebre drástico entre los tonos de la fachada y los del hall.

La elección de colores es importante en las estaciones del año también si contamos con el presupuesto para cambiarlos junto con el cambio de estación podemos entonces elegir durante el invierno los rojos, naranjas y amarillos estos colores otorgan calidez al ambiente mientras que para el verano deberemos pensar en colores más fríos que ayuden a la sensación de frescura como el azul o el blanco.

Para los dormitorios y los cuartos de baño procura usar colores relajantes como tonos de verde o azul lavanda aunque en el cuarto de baño ayuda mucho usar el color de nuestra preferencia ya que es en este ambiente donde nos observamos con más detalle, entonces usar nuestro color favorito ayudara a elevar nuestra autoestima.

Es probado que el color rojo aumenta el apetito en la mayoría de las personas, entonces si lo que queremos es un toque de estimulo a nuestro apetito, podemos aplicar este color en algunos detalles de la cocina como las alacenas por ejemplo, pero debemos siempre complementar este color con uno neutro para evitar sobrecargar y reducir el ambiente.

Si tienes la presión alta intenta no pensar en el rojo para el color de las paredes, es cierto que aumenta el apetito pero también se asocia con la presión alta y la irritabilidad.

Estos son solo algunos tips en cuanto a color, en los siguientes posts te daré más consejos a la hora de escoger colores y los efectos que pueden causar en ti, en tu familia, en tus invitados o clientes.