El estilo loft es básicamente la conversión de espacios amplios con fines industriales, en espacios para vivienda.

Por estas características entonces estamos frente a un estilo que nos brinda ambientes y espacios amplios.
La luz, sobretodo natural es primordial en este estilo, permitir que la luz natural que ingresa se expanda por todo el loft es el objetivo.

La característica de un loft es mantener los espacios comunes conectados entre sí, es decir, no existen muros ni otro tipo de divisiones; son solamente los espacios íntimos como baños y dormitorio los que están divididos con la finalidad de brindar mayor privacidad en el ambiente.

Generalmente los loft cuentan con dos niveles que a su vez separan los dos tipos de ambientes ya señalados, pero si tenemos un loft de un solo nivel, podemos jugar con muchos tipos de divisiones que personalicen espacios sin alterar la esencia del estilo.

En la imagen podemos observar claramente la idea de distribución de espacios e importancia de la iluminación natural para este tipo de ambientes. Comedor, salón y cocina, espacios comunes, unidos y sin ningún tipo de división crean una perfecta armonía con las ventanas de piso a techo que dejan ingresar la luz del día otorgando amplitud al espacio.