Mantenimiento de las Campanas Extractoras

Si hay algo a lo que tenemos que restar particular atención es a la limpieza y mantenimiento de las campanas extractoras y esto es evidente por la unción que cumplen. Aunque muchos piensen que esta es labor fastidiosa, hay ciertos hábitos que pueden hacer de esta una labor sencilla, rápida y todo menos molesta además de garantizar un mayor tiempo útil de vida para la campana extractora y optimizar su funcionamiento.

Antes de empezar a ver el tema de la limpieza en sí, hablemos de las cosas que debes hacer para evitar que tu campana se malogre antes de tiempo. Una de las cosas más básicas es ponerla en marcha en cuanto empiezas a cocinar, así te aseguras de que los olores se absorban con mayor eficacia y además que el motor no se sobrecaliente.

housewife

Respecto a la limpieza, procura no usar productos abrasivos porque terminarán por rayar la superficie. Lo ideal es limpiarla con un paño suave con detergente neutro y frotando con movimientos parejos en sentido horizontal.

No olvides limpiar los filtros de aire que todas las campanas extractoras tienen porque la grasa se acumula en ellos. Si tu campana es recirculante, esta debe tener filtros de carbón, estos deben cambiarse 1 vez al año.

Puedes lavar los filtros de fibra de fieltro a mano, pero hazlo con sumo cuidado de no deformarlos porque volver a colocarlos será sumamente difícil.

Finalmente, las campanas de succión tienen por lo general filtros de metal, estos pueden lavarse sin problemas en el lavavajillas si no tienen demasiada grasa pero si tienen mucha grasa pegada lo mejor es sumergirlos en un recipiente con producto desgrasante.

Sencillas maneras de optimizar el funcionamiento de las campanas extractoras y también para extender su tiempo útil de vida.