Al ver este moderno escritorio, me he preguntado ¿Cuántos quisieran tener uno similar en su oficina?

Y es que el diseño es sencillamente encantador, de estilo minimalista, la estructura de este mueble es un derroche de movimiento y armonía.

Con un tamaño ideal para poder trabajar cómodamente, sin precisar de un mueble que por sus dimensiones sea difícil de instalar, el escritorio cuenta con cajonería hecha en madera con acabado natural que le da un toque de calidez al blanco impecable que predomina.

Así mismo el escritorio cuenta con un mueble auxiliar de similares dimensiones, con cajonería cerrada. La estructura, al igual que la del escritorio, es de color blanco, mientras que la cajonería mantiene la madera con acabado natural.

Pero algo que ha llamado mi atención mucho más que el diseño de los muebles, es la perfecta fusión que han logrado al incorporar este moderno mobiliario en una oficina con arquitectura y decoración clásica.

Este sin duda es otro ejemplo de lo que una adecuada fusión de estilos puede lograr ambientes únicos.