Renueva tu casa con una mínima inversión, ambientes, colores, detalles, organización, iluminación

Muchos de nosotros nos hemos visto obligados a renunciar a la idea de tener una casa renovada porque asumimos que la inversión que esto conlleva es alta y excede a nuestras posibilidades, pero hay maneras de cambiar nuestra decoración sin invertir casi nada.

Un punto tan básico como sencillo es la organización. Empieza por desechar todo aquello que ya no usas y que no sabes por qué conservas, es común aferrarnos a ciertos objetos que nos recuerdan lugares, momentos o personas, estos objetos pueden tener mucho valor sentimental pero se convierten en auténticos desastres como elementos decorativos. Analiza su importancia y considera reemplazarlos y almacenarlos o talvez exhibirlos en un espacio no tan visible como por ejemplo el salón.

El tema del color es otro punto básico y fácil de resolver aunque requiere de mucho cuidado al momento de elegir los tonos y aplicar la pintura, ya que en principio debemos buscar colores armónicos entres ambientes, que sean del agrado de todos los habitantes del inmueble y también que no sean excesivamente brillantes para evitar que puedan ser saturantes o estresantes en algún momento. Después de elegir los colores es importante también el tema de la aplicación, puedes elegir los tonos exactos para cada ambiente de tu casa pero si no los aplicas adecuadamente logrando homogeneidad en los muros, tu pintura no lucirá su real belleza.

Si no sabes que colores elegir, puedes optar por los neutrales, estos son los tonos más seguros y que combinan casi con todos los estilos y colores. Puedes optar por tonos marrones , grises, verdes o azules. Verás cómo cambia de rostro tu casa al aplicar estos tonos y también te significa un ahorro elegirlos ya que son mas económicos que otros.

La luz natural ayudará mucho a una mejor exhibición de los colores de tu casa, intenta aprovecharla al máximo, abre las cortinas en las mañanas para que la luz ingrese y mantén siempre las ventanas limpias y despejadas.

Los detalles también cuentan y talvez tengan la misma importancia de los puntos ya mencionados. Piensa en cómodos cojines para el sofá o en colocar toallas que hagan juego con los colores y diseños del baño, una casa con buen aroma dice también mucho e invita a quedarse en ella, lo mismo pasa con los sonidos, piensa siempre en tener a mano música adecuada para distintas ocasiones, desayunos, almuerzos, cenas o fiestas.

Ahora sabes que con pequeños detalles que implican una minina inversión puedes tener una casa completamente renovada.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *