Rústico salón con toques modernos, muebles, muros, material

La rusticidad es un estilo que seguramente nunca pasará de moda, y es seguramente gracias a la calidez que transmite, que la gente lo prefiere para decorar no solo viviendas, si no también restaurantes, bares y hasta oficinas.

Pero hoy en día, la tendencia es hacer del clásico rústico, un rústico chic mediante ligeras aplicaciones de detalles caraterísticos de otros estilos o atrevidas combinaciones que además de lograr espacios modernos y vanguardistas siguen manteniendo la calidez del estilo rústico.

En la imagen de este artículo puedes ver un claro ejemplo de rústico chic mediante la aplicación de algo tan simple como es el color blanco en muros y muebles.

Los diseñadores han sabido fusionar exquisitamente la rusticidad de los elementos arquitectónicos, y decorativos con espacios y colores netos del minimalismo.

Así esta vivienda con un resaltante muro en piedra a la vista, que han decidido mantener en su concepción original, exhibe un sofá blanco y además otro adosado a la patilla de uno de los muros blancos, cuyo encantador detalle de un tronco a la vista en el borde del asiento le otorga esa fusión rústica chic. No podemos dejar de mencionar la butaca, mueble antiguo que se combina perfectamente con los muros y cada detalle y accesorio decorativo como los baúles convertidos en mesas auxiliares o la alfombra en colores y diseños étnicos.