Si lo que queremos es proyectar una imagen actual y tendencia moderna al momento de decorar nuestra mesa para la Navidad, lo primero que deberemos tomar en cuenta es no recargarla de detalles y sobre todo colores.

Todo empezará por la decoración de la mesa como tal, un mantel en un solo color será suficiente y mejor aún si optamos por un camino de mesa también en un solo color. Los centros de mesa son también fundamentales en el poreso de decorar una mesa y la de Navidad no es la excepción, para lograr uno sencillo y que a la vez llame la atención lo mejor es utilizar los elementos tradicionales pero de una forma estilizada, por ejemplo incluír adornos que hagan juego o contrasten con el color del mantel o de nuestra mesa o que nos muestren tonos brillantes o metalizados e incluír velas muy finas también brillantes o metalizadas, es una elección que nunca va mal con ningún tipo de mesa.

Finalmente los platos son seguramente los elementos a los que mayor importancia debemos poner al momento de armar la mesa, y su color y diseño dependerá del color de mantel o camino que elijamos, pero algo que debemos tener muy claro es que si ya hemos trabajado en incluír color al mantel, al centro de mesa, a las servilletas y a otros detalles, lo ideal será mantener la vajilla transparente o de un color neutral, sea blanco, negro o beige.