Al momento de elegir un piso tenemos infinidad de posibilidades en el mercado, pero más allá de la amplia gama de variedades, formas y colores.

La piedra es un material duradero y resistente y aunque es ideal para pisos de jardines, terrazas o todo aquel ambiente al aire libre, puede también usarse para interiores como baños, cocinas o lavanderías.

Son muchas las variedades de piedras que podemos encontrar para ser aplicadas como piso, La terracota, el granito, cuarcita, pizarra, mármol o laja, esta última es muy utilizada gracias a su bajo costo, y variedad en colores.

Para evitar el desgaste y abrasión natural de esta piedra es conveniente aplicar una protección básicamente para mantener el color evitando así que este varíe y se degrade.

Si hablamos del mármol, esta es también una piedra muy utilizada debido a la particularidad de vetas de colores que presenta, es la opción más costosa pero se encarga de dar a un ambiente mucha elegancia y estilo. Con un adecuado pulido podemos lograr un brillo natural en el mármol, sin necesidad de aplicar ningún tipo de abrillantador extra, pero deberemos tener cuidado al momento de elegirlo como piso ya que este es sumamente liso y por tanto resbaladizo.

En la imagen podemos apreciar un salón con piso de mármol. Este ambiente está impregnado de elegancia a pesar de encontrase completamente vacío, esto gracias al estilo que proyecta el mármol.